7/2/12

MICROINVITADAS 29

PUCK



Es un placer volver a estar en estos lares, aunque confieso que me ha costado responder a la pregunta de Nel sobre la metodología de trabajo porque, en mi caso, cada micro es un mundo. Algunos aparecen sin más en la pantalla (creo que las ranas trabajan de noche en los jardines), otros son una idea sobre la que voy dando vueltas, hay fotos, dibujos que me cuentan una historia y me encanta jugar con ideas propuestas por concursos o iniciativas, palabras, inicios...

A la hora de escribir reconozco que, quizás por deformación profesional, voy directa al grano, a lo que quiero contar. Los periodistas, y más los radiofónicos, estamos acostumbrados a contar en "breve" largas historias, complejas explicaciones, juicios, debates político o presentaciones de libros. Resumir  es mi día a día y creo que el microrrrelato me da la oportunidad inversa, es decir, escribir primero lo breve y, a través de ello, sugerir, o al menos intentarlo, todo lo demás.

Esta "teoría" creo que puede verse en "La buhardilla", micro al que además le tengo mucho cariño porque fue de los primeros de los jardines y participó en la página de Anónima Mente a través de la que Ángeles Sánchez nos engachó a muchos a este micromundo de palabras. Espero que os guste.




LA BUHARDILLA

Convivir con fantasmas es complicado. Lo descubrí al llegar a Madrid, a esta buhardilla algo destartalada del barrio de Lavapiés con muebles de esos de madera antigua que respiran historia. Pinté las paredes, puse algunos cuadros, pero dejé aquel marco olvidado sobre el tocador.

Al principio no me di cuenta, pero ella estaba ahí y poco a poco fui estableciendo una relación con la mujer de la imagen. Le saludaba por las mañanas y ella me devolvía una sonrisa e incluso algún día me llegó a hacer burla. Lo vi por el rabillo del ojo mientras salía por la puerta.

Con el tiempo dejó de sonreirme. Por las noches intentaba animarla contándole historias. El trabajo le aburría, lo supe enseguida, así que empecé a inventarme fiestas, divertidos amigos, enredos amorosos... pero también de esto se cansó y comenzó a mirarme huraña como si mi presencia le molestara.

La situación llegó a hacerse insoportable. Tuve tentaciones de tirarla por la ventana pero no pude, así que terminé poniendo la buhardilla a la venta. Creo que el nuevo inquilino le caerá mejor. Es un joven estudiante de medicina bastante atractivo, y parece simpático. Hoy me ha llamado para decirme que me dejé olvidado un espejo sobre el tocador y, como le pareció antiguo, pensó que podía ser un recuerdo de familia.





MAR HORNO



Nel, nuestro maravilloso Adivín Serafín, me ha concedido el honor de invitarme a su casa para que publique un microrrelato. A mi, aprendiza de modistilla de letras. Privilegio inmerecido pero eternamente agradecido.

Yo no sé si soy escritora, sólo sé que tengo la necesidad existencial de escribir. Escribir me salva del vapuleo de la vida, dimensiona mis problemas, le da a cada cosa la importancia que tiene, me rescata del desvarío y me produce un placer que pocas cosas me proporcionan. Yo siempre estoy escribiendo, en mi mente, pero siempre escribiendo, incluso dormida. Hay noches que sueño que escribo. Los microrrelatos fluyen por mis sueños como el agua por un río y alguna que otra vez he tenido que levantarme para escribir en una libreta una idea, un desenlace o una frase antes de que se me olvide. Cualquier hecho fortuito, cualquier situación cotidiana, cualquier noticia, trágica o feliz, de pronto, me produce un chasquido en el cerebro, y me da una idea. Luego, mientras cocino, o ayudo a mis hijas a hacer los deberes, o me tomo un café en trabajo, o espero a que mi marido vuelva a casa, lo escribo, lo pulo, lo mimo, lo acaricio. Casi nunca sé cómo terminar un micro, a medida que lo escribo, él mismo me susurra al oído cuál quiere que sea su desenlace, casi siempre le hago caso, y cuando no lo hago, el texto termina no valiendo nada.

Para la casa de Nel he elegido un texto, que aunque no es el mejor, sí demuestra a la perfección la forma en que suelo escribir, es decir, a salto de mata.

"Pisos comunicantes" surgió una mañana cualquiera, mientras me arreglaba en el baño antes de ir a trabajar. De pronto oigo el reloj de pared de mi vecina del primero, dando las 7. El reloj parecía estar en mi propio pasillo, y pensé ¡joder, estos pisos de hoy tienen las paredes de papel!. El micro fue cobrando forma mientras conducía y cuando llegué al trabajo, en dos minutos, lo escribí de corrido, como si me lo dictara alguien invisible.

"Pisos comunicantes" quedó finalista en el VIII Certamen Internacional de Literatura Hiperbreve Pompas de Papel 2011. Espero que os guste y lo disfrutéis.

Gracias Nel, por acogerme en tu casa.




PISOS COMUNICANTES
 
Las paredes de mi piso parecen de papel. Son paredes traslúcidas, diáfanas, sutiles, comunicantes. No sé dónde empieza mi dormitorio y acaba el salón de la vivienda contigua. Cuando oigo el despertador de mi vecino, me levanto. Cuando su hijo llora, corro a ponerle el chupete. Cuando discute con su mujer, me parapeto en el rencor. Cuando noto que tiene frío, pongo la calefacción. Cuando tose, voy al médico. Cuando se desnuda mientras canta, abro la ducha. Cuando hace el amor, me quedo embarazada.






Me sacáis los colores. Todos y todas estáis invitadas/os porque me aportáis algo: la lucha por escribir en un medio tan difícil como es el blog. Sois de lo mejor y lográis que día a día siga adelante. Perdonar si ultimamente sólo puedo estar con vosotros tres o cuatro días a la semana, los otros os echo de menos.

El próximo martes comienza una nueva sección: "Poetas en el Tintero" y la invitada primera será Rosa. No adelanto más.

.

31 comentarios:

  1. No tenía el placer de conocer los micros de hoy y me gustaron. Ambos. Mucho.

    Bravo.

    ResponderEliminar
  2. Con estas dos invitadas llueve talento a mares. El micro de Puck lo recuerdo muy bien, y me sigue pareciendo una de sus mejores obras. El de Mar Horno no lo había leído, y es espléndido. Enhorabuena a ambas por escribir así de bien, y a Adivín por esta sección donde se nos permite acercarnos al proceso creativo de cada microinvitado.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hoy nos treas, Nel, dos invitadas de lujo.

    Conocía el micro de Pucl y releerlo supuso duplicar el goce que me produjo la primera vez.

    No conocía, sin embargo, el de Mar y es todo un ejemplo de las virtudes del género.

    Conocer, además, sus procesos creativos, nos enriquece.

    Esta secciónnes de visita obligada.

    Un abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  4. Llegar aquí Nel es como quedar un domingo para tomar una cerveza con los amigos.

    Hoy esto es un MAR inmenso, un sunami de palabras, MAR GONZÁLEZ y MAR HORNO. Y esos dos micros que pueden ser uno, porque podían ser vecinas y esa buhardilla en Lavapiés podría ser la protagonista de los dos micros.

    Dos escritoras impresionantes, y dos buenas amigas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Adivin, hoy tu casa esta de fiesta, unas invitadas de lujo. Este dúo de Mares son de lo mejor que uno puede encontrarse por la red. Las conozco y sigo en sus blogs, y la verdad que me admira las capacidades y sensibilidades que muestras en sus micros. Contento estoy de haber descubierto "sus secretos" a la hora de escribir.
    Los dos micros, no los conocía o no los recuerdo, y muestran bien a la claras, su arte en la escritura.

    Felicidades a los tres y un abrazo grandioso.

    ¡Qué siga la fiesta!

    ResponderEliminar
  6. Qué lujo, Nel!!!
    Puck y Mar juntas son doble placer. Un abundancia de dicha (como tener dos mares juntos, jaja)

    Como si fuera poco, desconocía ambos micros. De modo que a esta fiesta no le ha faltado nada.

    Puck, Mar, Nel.
    Gracias.
    Gracias.
    Gracias.

    Y tres abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Aquí hay talento a "Mares". Es un placer conocer el proceso creativo de ambas, leer y releer vuestros microrrelatos, disfrutar de vuestra presencia. Gracias Nel por esta sección.

    Y la sección de Poetas seguro que no se quedará en el tintero.

    Abrazos por triplicado.

    ResponderEliminar
  8. He disfrutado con los microrela tos son deliciosos!!!!os felicito
    por conseguir un relato corto y enjundioso!!!! sois de "alto nivel" felicitaciones !!!! sludos de Begoña

    ResponderEliminar
  9. Primero tengo que darle las gracias a Nel por traerme hoy a su casa donde se está tan bien. Luego disfrutar la compañía de Puck, insigne compañera invitada (la buhardilla me ha encantado), y finalmente agradecer vuestros cometarios que son lo mejor y lo que me da más satisfacción, tanta como escribir.
    Un beso para todos.

    ResponderEliminar
  10. A Puck y sus jardines de ingenio ya he tenido el placer de leer, descubrí que los jardines se leen tambien.
    Mar Horno, es un bello descubrimiento. El final de su micro, fantástico, imaginé una historia ahí.
    Por eso me atrapan los micros. Por lo que sugieren.

    Saludos a los tres. Muchos, muchos.

    ResponderEliminar
  11. Dos micros espléndidos, tienes unas invitadas de lujo :)

    Voy rápido a buscar sus blogs.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  12. ¡Vaya par de dos!
    No conocía ninguno de los micros que nos han presentado aquí y he de decir que me han encantado.
    Gracias por darnos la oportunidad de saborearlos como es debido.

    Abrazos a las dos y otro muy especial para el anfitrión.

    ResponderEliminar
  13. Dos microrrelatistas de excepción a:

    Puck no la conozco (iré a su casa)su relato tiene la virtud de saborear un buen final...

    De Mar que voy a decir que es una "escritora de palabras bien escritas" la brevedad y las palabras siempre bien escogidas avalan sus exitos...

    Es concreta y te lleva en la descripción a estar dentro del relato...Me ha gustado mucho Mar esos pisos comunicantes tan cercanos a lo cotidiano...

    Felicidades a los tres al que publica y a las que escriben, yo os dejo siempre BESICOS

    ResponderEliminar
  14. Siempre acertado Adivín.
    Tómate tu tiempo, yo ando un poco igual que tú.
    Es el tiempo, en todas sus definiciones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Nel, gracias de nuevo por esta invitación, es un lujo estar en tu casa y en la inmejorable compañía de Mar.

    Gracias también a todos por vuestros comentarios que me ponen una sonrisa de oreja a oreja.

    Saludillos

    ResponderEliminar
  16. Como ya he leído... talento a MARES
    Lo que me ha impresionado y creo que nunca había ocurrido aquí (¿o si?) es la interrelación entre los relatos presentados en la sección. Como bien apunta Xavier y antes de leerle ya pensaba, creo que en el espejo de la buhardilla se refleja la vecina.
    Buenísimos textos y encantada de leer aquí a estas dos escritoras.
    Un abrazo a ti, Nel, que me has sacado las lágrimas con tus palabras. Lo que dices es cierto, pero te hace grande, en serio.
    Abrazos a tres

    ResponderEliminar
  17. Son dos micros estupendos, muy bien construidos.

    El primero: "La buhardilla" tiene un toque inquietante que me ha seducido desde un principio y va "in crecendo" hasta ese final absolutamente genial que tanto dice. Un micro de antología.

    El segundo: "Pisos comunicantes" está plagado de ironía y me ha hecho sonreír, sobre todo con la última frase. Un micro muy efectista e inteligente.

    Gracias, Nel, por ambas lecturas. Desconozco a sus autoras, pero iré a visitarlas.
    Un abrazo y no te apures por tu falta de tiempo: a muchos nos pasa lo mismo y no no es factible estar a diario.

    ResponderEliminar
  18. Puck la conozco y sigo, y sólo sigo a quien me gusta. Creo que con eso queda todo dicho.
    Mar Horno es una de mis asignaturas pendientes, que prometo ir solucioando como tantas otras, a medida que mi exiguo tiempo me permita.
    Como siempre un lujo de sección Nel.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, bueno, tenemos en la casa de Nel dos Mares, cada uno con sus aguas tibias en las que nos bañamos. Hoy Nel ha construido un istmo. Y casualidades o no, ambos relatos nos sitúan en apartamentos. Relatos muy bien construidos, antes de la burbuja. Felicidades a Nel por traernos agua limpia a nuestra alma.

    ResponderEliminar
  20. Me han gustado muchísimo estos dos micros, los dos, de verdad. Distintos pero con un algo común que no sabría muy bien explicar. Tal vez sea porque las mujeres escribimo scasi siempre con las entrañas, y ahí hay un "nosequé" que se palpa.

    Gracias por esta sección tan, pero tan interesante, pedagógica (y es qu ese aprende un montón)...

    Un abrazo, y me voy a conocer a estas micro-macro mujerescritoras.
    ;)

    ResponderEliminar
  21. Invitadas de super-lujo, no me cabe ninguna duda. La elección de los micros ha sido tan acertada con la dinámica de escritura que cada una ha contado, que parece que los micros las eligieron a ellas y no al revés.

    Puede que las dinámicas parezcan distintas : de lo breve a la historia, en los jardines, de la idea al desarrollo, en los mares ....pero creo sinceramente que las dos, Puck y Mar, tienen algo en común : brillan por sí solas.

    FELICIDADES Adivín, por dejarnos compartir este espacio tan edulcorante.

    Un beso para los tres, o mejor : tres besos.

    ResponderEliminar
  22. Maravillosos relatos, La Buhardilla sumamente intrigante, pisos comunicantes original e ironico
    Gracias por compartir invitados
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. A mi me encanta esta labor que haces de traernos microinvitadas e invitados, siempre se descrubre personas interesantes y letras maravillosas.
    Hay mucho arte en sus letras y tú tienes un don para mostrárnoslas.
    Muchas gracias por compartirlas con nosotros.
    A Mar y a Puck, las conozco a ambas, y son geniales. La lástima es que no puedo entrar siempre que quiero en todas las casas que me gustan... el tiempo, ese maldito enemigo.

    Besitos a los tres, desde mi mediterráneo.

    ResponderEliminar
  24. Nel, ha sido una gozada pasar por aquí y poder leer estas dos joyas de relatos.

    Puck y Mar, gracias por compartirlos.

    Cada uno refleja imágenes y sensaciones y tiene su propia esencia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  25. Como han dicho por ahí todo un lujo de invitadas, Nel. Ambas dos estupendas escritoras y nos han presentado dos micros que en mí caso desconocía con lo cual el placer es doble.

    Besitos a los tres

    ResponderEliminar
  26. La mar de increibles las dos. Adivin, has escogido a dos estupendas contadoras de historias.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  27. Hoy nos traes dos invitadas de altura y con un peso específico propio. Son ambas grandes escritores, de lo mejor que uno se puede echar a los ojos por la blogosfera. Si alguien no las conoce, recomiendo sus blogs, allí podrán encontrarse muchas sorpresas y una gran gran calidad en sus textos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. Estupenda casa en la que habitan estupendos micros. Saludos... y a seguir, maravillosa iniciativa.

    ResponderEliminar
  29. Hoy este blog podría apodarse Gibraltar (yo también quería hacer la gracieta de las dos Mares. Ya está hecha).
    Y ahora: No conocía ninguno de los dos relatos. El de Puck, me parece una decilicia, aunque imaginaba el final (no es que sea muy listo, es que tengo uno del estilo, pero no tan bueno); y el de Mar Güiner, me ha gustado horrores y me ha sorprendido con ese final tan inesperado aunque inevitable. Es lo que pasa cuando se vive tan de cerca otra vida además de la propia.

    Abrazos a las dos y al instigador de tan gratos encuentros.

    ResponderEliminar
  30. Una buena elección, Mar y Mar para dejarse llevar entre sus olas, sus palabras y su buen hacer.

    Abrazos a repartir

    ResponderEliminar