18/4/11

SOUVENIR



El majarajá de Bombay, su familia y su séquito llenaron dos hoteles de alto standing en sus vacaciones de verano. Aquel año, su excelencia había decidido cambiar de lugar de veraneo y salir por primera vez de su India natal para dirigir sus pasos al desierto arábigo. El cansancio de estar en las piscinas aristocráticas se combinaba con las visitas a los cafés y al gran bazar, donde siempre descubrían algún chollo con el que decorar su repleto palacio. Una revuelta empezó a recorrer todo el país arábigo, haciendo peligrar las riquezas que el majarajá había llevado hasta allí e interrumpiendo así su viaje, protestando enérgicamente en los hoteles y fletando dos vuelos privados.

De vuelta a su palacio, el majarajá comprobó que nadie estuviera en su habitación, cerró con llave cada uno de sus cerrojos y sacó un souvenir adquirido con sumo secreto en el gran bazar. Era una lámpara mágica según palabras del mercader y perteneció a un tal Aladino. Debería de frotarla suavemente por su superficie chapada en oro y esperar a que la magia obrase el resto. El majarajá frotó, y frotó, y frotó, y cansado de tanto frotar, estuvo a punto de llamar a algún criado que continuara tan cansada labor. Cuando tenía la llave puesta en su puerta, un humo comenzó a salir de la lámpara. El genio salió de la lámpara y el majarajá le ordenó cumplirle sus tres deseos. El genio lo miró incrédulo, chasqueó su lengua y le apartó de su camino. Hoy en día continúan las multitudinarias revueltas de castas en la India, donde el majarajá creo el famoso Partido para Parias que fue muy aplaudido entre sus convecinos.


Este ordenador debe de estar gafado y se ha vuelto a estropear, o quizás siguiese estropeado y al paso del tiempo (no llegó a una semana) volvió a fallar. ¿Quién lo sabe? Espero que no se vuelva a repetir, pero no lo puedo asegurar. Hasta el viernes de la semana que viene no va a ver microinvitados, aunque éstos lo estén desde hace dos semanas, ya que las vacaciones empiezan este jueves y hasta el lunes que viene no empezará de nuevo la semana normal.

Siguientes publicaciones (supuestamente):

Miércoles 20, sensaciones: No te Alejes
Lunes 25, microrrelato: Asesinatos en el Parque

11 comentarios:

  1. Esta historia se la pasó a Sherezade. O prefirió callarla, no es prudente hablarle de revueltas a un califa.

    Valió la pena esperarte Adivín!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno,hoy en día ni al Majarajá se le conceden deseos.
    salud.

    ResponderEliminar
  3. Muy educativo, y es que el gremio de los genios, ya no es lo que era.

    ResponderEliminar
  4. Encima querría este majarajá más deseos. Qué cara, el tío.
    Un abrazo, Adivín.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, lo de el ordenador, guarda todo tu trabajo en lugar seguro, no sea que se pierda todo.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a los cinco por estar ahí cuando estoy flojeras porque parece que todo me sale mal. No sabéis lo que vuestra presencia ha significado para mi. Gracias, gracias y mil veces gracias...

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Adivín. Vengo a tu casa para leerte, y me decido por éste para decirte gracias por tu visita.

    Creo que es algo tan humano desear, que no podemos evitar hacerlo. A veces es algo material, otras algo intangible, pero siempre con la pátina que infiere el que algo nos llegue de una manera mística. De todas maneras, no sabemos lo que podría haber pedido el majarajá, pero el genio le dio lo que necesitaba, una lección de humildad.

    ResponderEliminar
  9. Hola Adivín.

    ¡¡Cuidado con lo que deseas...!!! El pobre majarajá se fue a topar con un genio con mal "genio"...

    Siento lo de tu ordenador. El pasado año tuve que cambiarme yo el mío... Te envío toda mi dosis extra de buena suerte y de energía positiva, Y no pienses que todo te sale mal, porque con ese mismo pensamiento te estás bloqueando a ti mismo.

    Besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  10. Citizes_0.- Bienvenido a mi blog, espero poder contar contigo en más ocasiones. El genio tenía mucho genio.

    Jengibre.- Hola amiga, parece que de momento se solucionó la avería, así todo estoy con mis reparos. Espero poder tenerte conmigo siempre que te sea posible.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar